520 años de resistencia indígena

 

El 11 de octubre de 2002, el presidente Hugo Chávez decreta que cada 12 de Octubre se conmemore del Día de la Resistencia Indígena contra los conquistadores españoles. La decisión fue sancionada por la Asamblea Nacional bajo el decreto 2028.

Este año se cumplen 520 años de la resistencia indígena en América Latina. Es la resistencia de los grupos indígenas contra los conquistadores españoles. La festividad originalmente conmemoraba el mal llamado descubrimiento de América por Cristóbal Colón, decretada en tiempos de Juan Vicente Gómez como festividad nacional. El hecho no era del agrado de los defensores de los derechos indígenas que consideraban que la conquista y los conquistadores ocasionaron un genocidio sobre los pueblos originarios de América.

520 años de reivindicaciónEl Gobierno Nacional reivindicó 500 años de opresión al incluir a las comunidades indígenas en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconociendo la existencia de los pueblos según su organización política, social y económica.

En la Carta Magna se establecieron los derechos de los pueblos indígenas y sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y les pertenece. Tras esto, las comunidades originarias fueron abriendo paso sobre los logros que la Revolución Bolivariana tiene para ellos.

A partir del año 2003, con la creación del Misión Guaicaipuro, nació un impulso de asistir en políticas de salud, educación y materias sociales a las comunidades indígenas más vulnerables. Luego en el año 2007 se creó el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas que nace con un objetivo muy importante: la reivindicación de estos pueblos.

Resistencia indígena en tiempos de Revolución

Durante cinco años el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas ha traído logros importantes para todas las comunidades originarias respetando sus creencias. La celebración de los 520 años de Resistencia Indígena está acompañada de la construcción de 2 mil 786 viviendas, mil 64 proyectos financiados, la creación de 6 unidades de Formación y Producción Socialista, 389 mil 449 personas atendidas en salud, 120 mil niños indígenas en educación básica, 30 mil jóvenes estudiando en la universidades, mil 376 talleres de formación de líderes indígenas en agroecología, 22 obras emblemáticas construidas, 7 centros de Sanación y formación Shamánica y lo más importante: la entrega de 66 Títulos de Propiedad de Tierra Colectiva para las comunidades originarias, según datos suministrados por el Minpppi.

Para Armando Marín, del pueblo warao, la Resistencia Indígena en tiempo de Revolución significa “luchar por la inclusión que por muchos años los pueblos indígenas de Venezuela hemos peleados”. Para Diovalin Paredes, del pueblo yukpa, es sinónimo de “libertad y reconocimiento de los derechos de las comunidades originarias”.

La Resistencia Indígena de cada una de las comunidades se ha convertido en una oportunidad para el desarrollo de sus saberes, para la inclusión y la reivindicación de la opresión que sufrieron durante años.

Por: DUBRASKA RONDÓN.