El talento y la competitividad venezolana brillaron en paralímpicos 2012

Talento, entrega y disciplina demostraron los 27 venezolanos que compitieron en suelo inglés el 29 de agosto de 2012 durante la decimocuarta edición de los juegos paralímpicos en Londres.

Inicialmente eran 30, pero tres de ellos fueron descalificados a última hora por los organizadores de la justa universal, debido a una supuesta mejoría en sus respectivas discapacidades, por lo que sólo 27 lograron demostrar sus habilidades y traer para el país 2 medallas de bronce junto a 15 diplomas que los ubica entre los mejores.

Desde que el fuego del olimpo se encendió en el estadio de Stafford, al este de la capital británica, la fuerza y el coraje de la delegación venezolana comenzó a arder.

El judoca Marcos Falcón le regaló la primera alegría al país, tras vencer al japonés Makobo Hirose en el combate de repechaje de la categoría -66 kilogramos y colgarse así la presea broncínea.

Falcón llegó a estar abajo en el marcador ante el peleador nipón, pero en el tercer asaltó logró arrojar a su adversario al tatami y consiguió el histórico triunfo, que se le había escapado en Beijing 2008, cuando no pudo obtener victorias.

Al día siguiente volvió a verse el tricolor nacional en el pedestal británico, esta vez con Omar Monterolam quien se adueñó de la medalla de bronce en los 200 metros libres, categoría T37 (parálisis cerebral), con crono de 23 segundos y 34 centésimas (23.34).

Monterola hizo un gran remate en los últimos 80 metros de la carrera para superar al chino Liang Yongbin (23.40), quien quedó en el cuarto lugar con cuatro centésimas más que el oriundo del estado Miranda.

En Beijing 2008, Monterola no participó por presentar una lesión y estos fueron sus primeros juegos paralímpicos.

Con ambas medallas ganadas por Falcón y Monterola ascienden a 7 los metales de ese color para Venezuela en la historia de los juegos paralímpicos que comenzó en 1992, cuando nuestra delegación debutó en estas citas.

Los otros laureles broncíneos se los colgaron Yolmer Urdaneta en lanzamiento de disco en Barcelona 1992 y Ricardo Santana en 200 metros planos en Sidney 2000.

En atenas 2004, Santana volvió a brillar y obtuvo bronce en los 200 metros planos, mientras que en Beijing 2008, el judoca Reinaldo Carvallo se colgó bronce en la división de los 81 kilogramo;  y Samuel Colmenares coronó otro metal bronceado en los 400 metros del atletismo categoría T46 (amputado de miembro superior) con un tiempo de 49,51 milésimas.

Pergaminos de gloria

El judoca venezolano Mauricio Briceño fue el primero en ganar un diploma para el país tras caer ante el mexicano Eduardo Ävila en la categoría de -73 kilogramos (discapacidad visual) y quedar entre los ocho mejores del planeta en su especialidad.

Por su parte, la abanderada de la delegación criolla, Naomi Soazo, consiguió el siguiente diploma al quedar entre las ocho mejores judocas en los -63 kilogramos de los juegos, luego de ceder en el combate por la medalla de bronce ante la brasileña Daniele Bernardes.

Mariel Betancourt sumó el tercer diploma para Venezuela, tras acceder a la final del lanzamiento de jabalina, categoría f46 (discapacidad motora) y ser una de las ocho competidoras con mejor registro del mundo.

El cuarto pergamino lo consiguió la nadadora Belkis Mota, quien culminó quinta en la final de los 100 metros estilo mariposa, clase S12 (discapacidad visual).

Belkis Mota participó en tres pruebas durante su estadía en Londres, 100 metros estilo mariposa, 100 metros libres y 50 libres; en todas avanzó hasta la final y en dos consiguió ubicarse entre las primeras ocho, mérito que le valió dos reconocimientos en los 100 mariposa y 50 libres, respectivamente.

Luego en la modalidad F-20 (discapacidad intelectual) José Ortiz, en el salto largo y Eddy Guerrero en el impulso de bala, concedieron a la patria de Bolívar nuevos diplomas.

A ellos se les unió Yomaira Cohen en el lanzamiento de disco categoría F37 (parálisis cerebral); Oscar Herrera en salto triple categoría F11 (discapacidad visual) y Víctor Garrido en ciclismo de ruta categoría C 1-3 (miembros afectados).

Los venezolanos Danyelo Hernández y Ronny Valdés obtuvieron dos diplomas más, tras quedar ubicados en el quinto y séptimo lugar, respectivamente, en la final del impulso de bala, categoría F20 (discapacidad intelectual).

Hernández culminó su actuación con 13.34 metros, que lo dejaron en la quinta casilla de la tabla general. Logró el décimo primer pergamino para la nación.

En tanto, Valdés inició su presentación con 12.53 metros en su primer lanzamiento y cerró con marca de 12.79 sumando otro pergamino.

El 8 de septiembre de 2012, a un día de la clausura del evento, la lanzadora Yomaira Cohen consiguió su segundo diploma en esta justa en el lanzamiento de jabalina en la clase F 37/38 (parálisis cerebral).

Aunque la reducción de participantes afectó a la delegación nacional paralímpica, los criollos demostraron su alto nivel de competencia y ubicaron a nuestro país en el puesto 72 del medallero mundial de un total de 164 países asistentes a este evento deportivo.

 

AVN