Atilio Borón: Los imperios se vuelven más violentos en la fase de decadencia

El pensador argentino Atilio Borón, quien recientemente ganó la octava edición del Premio Libertador al Pensamiento Crítico, alertó que los países imperiales se vuelven más violentos en su fase de decadencia.

Borón se alzó con este galardón por su obra América Latina en la geopolítica del imperialismo, que el jurado exaltó por desarrollar “las particularidades de los procesos de cambio políticos antineoliberales, con objetivos socialistas y los riesgos que estos afrontan por la contraofensiva imperialista”.

Entrevistado en el diario Ciudad Caracas, el sociólogo, doctor en Ciencias Políticas, apuntó que en su libro demuestra cómo ha habido una decadencia irreversible del imperialismo norteamericano, aunque advirtió que esto “no significa que se vaya a acabar en pocos años ni que el proceso vaya a ser pacífico”.

“El imperio francés nunca fue tan sanguinario como cuando libró su última gran guerra, en Argelia; el imperio británico nunca lo fue como cuando tuvo que combatir a los nacionalistas de la India; el imperio español nunca lo fue como cuando intentó impedir la independencia de sus colonias. En su fase de declinación, todos los imperios se vuelven más virulentos y EEUU no será la excepción”.

Además, dijo que en América Latina “se ha logrado ir erosionando la mentalidad proimperialistas que caracterizaba a la opinión pública” y en la actualidad, luego de las banderas enarboladas por Fidel Castro, en Cuba, y por Hugo Chávez, en Venezuela, hay un cambio significativo.

“Ahora, sin caer en triunfalismos, podemos confiar en que si seguimos trabajando a fondo, la visión antiimperialista se va a arraigar en América Latina. De hecho, creo que ya se aprecia”, apuntó el intelectual quien señaló que en la región hoy resaltan las posturas críticas a los presidentes norteamericanos.

El profesor de la Universidad de Buenos Aires además llamó la atención sobre la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) y denunció que esta Alianza tiene “una influencia perniciosa” sobre los procesos de integración de América Latina.

“Su objetivo principal es erosionar el bloque de países suramericanos específicamente la Unasur”, dijo Borón quien calificó a la Otan como una alianza político-militar más que económica.

Criticó la ausencia de los presidentes de tres países de esta Alianza (Colombia, Perú y Chile) en la pasada reunión de la Unión de Naciones Suramericanas para discutir sobre la agresión al presidente de Bolivia, Evo, por parte de España, Portugal, Italia y Francia, que prohibieron que el avión del mandatario sobrevolara o aterrizara en el territorio de estos países.

“La reunión de Cochabamba fue saboteada por Washintong a través de sus aliados en la región, tal como lo denunició, con otras palabras, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa”, dijo.

AVN