Este miércoles, 120 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se graduaron en la primera promoción de especialistas en operaciones de antiextorsión y secuestro que dirigió el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la GNB.

El acto de graduación se llevó a cabo en el Complejo Educativo General en Jefe Eleazar López Contreras de la GNB, ubicado en Caricuao, Caracas.

El general de División Antonio Benavides Torres, comandante del Comando Regional número 5 (Core 5) de la GNB, informó que estos primeros funcionarios especializados en operaciones antiextorsión y secuestro recibieron una formación integral durante dos meses (240 horas académicas) donde se les impartieron conocimientos en el área de criminalística, respeto a los derechos humanos, procesos legales y administrativos.

Benavides precisó que este primer contingente de efectivos graduados tienen como premisa respetar siempre la integridad de las personas en cada operativo en que actúen, “para cumplir esa misión tan importante, con el resto de los componentes policiales, a fin de que puedan llevar a su mínima expresión ese flagelo que causa estragos en la sociedad venezolana”.

Indicó que desde ya la GNB está efectuando la convocatoria para iniciar el ciclo de formación de la segunda promoción de especialistas antiextorsión y secuestros, curso que se ofrecerá de manera continua por el Conas.

“Todo esto esto se suma al Plan de la Patria, el Plan de la Patria que ordena la ejecución de la Misión A Toda Vida Venezuela y este es uno de los vértices tan importantes, la seguridad ciudadana”, apuntó.

Benavides agregó que este Comando también se sumará a las labores del Plan Patria Segura donde la GNB como parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) actúa para brindar protección al pueblo.

El jefe del Core 5 recordó que este viernes se activa el plan de patrullaje inteligente que se apoyará en el “uso de tecnología y equipos radiotelefónicos para tecnificar el patrullaje, para buscar el mejor resultado por cuadrantes en las parroquias de Caracas. Vamos a comenzar en la parroquia Antímano”.

Objetivo: Derechos humanos y rescate de las víctimas

Por su parte, el general de División José Eliécer Pinto Gutiérrez, comandante del Conas de la GNB, explicó que en el proceso para captar a los primeros 120 hombres que se especializaron, cumplieron con todos los requisitos exigidos a por lo menos 1.800 efectivos de las distintas escuelas de la GNB.

Pinto ratificó la responsabilidad que le corresponde al asumir la comandancia del Conas, y resaltó que para lograr resultados positivos precisamente se debe contar con personal técnicamente formado.

“El curso se ofreció en dos etapas, una primera etapa que es la parte judicial, lo que es la preparación de las actas policiales, técnicas en telefonía forense, y así sucesivamente, hasta llegar a la parte administrativa. Luego fuimos al grupo de acciones de comando de la Guardia Nacional y se preparó a los efectivos en casos prácticos, como cuando les toque actuar en áreas confinadas”, explicó Pinto.

Agregó que también los efectivos estudiaron situaciones para ejecutar rescate de rehenes, uso del armamento, y sobre todo el resguardo de los derechos humanos.

Denunciar es lo más importante

El general Pinto enfatizó que para lograr la mayor efectividad contra la delincuencia organizada que se dedica a la extorsión y el secuestro a personas es vital y sumamente importante que las víctimas, familiares o personas que tengan conocimientos de estos delitos graves, denuncien estos casos ante las autoridades.

“Es necesario que la población denuncie, de los 29 secuestros denunciados en mes y medio, hemos solucionado 27 casos. Una vez que las personas denuncian hay una respuesta efectiva por parte de este cuerpo que está preparado para eso”, recalcó Pinto.

El Conas cuenta además con los equipos técnicos necesarios para ejecutar las labores de rescate de las víctimas, así como la coordinación con las distintas autoridades policiales del país.

El pasado 3 junio de 2013, 2.000 efectivos de la GNB se unieron al Conas como parte de las políticas de seguridad que ejecuta el Estado venezolano para luchar contra las organizaciones criminales que se dedican al secuestro y la extorsión que afectan a la población.

AVN