Hace 196 años Bolívar accionó la artillería del pensamiento

1Hoy es 27 de junio y se cumplen 196 años de la solidificación de un sueño y una necesidad vislumbrada por el Libertador Simón Bolívar: la creación de un medio divulgativo para apoyar la lucha independentista. En Angostura, el 10 de noviembre de 1817, un año antes de la publicación del impreso, al momento de instalar el Consejo de Estado, el Padre de la Patria ya había calificado a la opinión pública como la primera de todas las fuerzas.Esta necesidad de la guerra lo llevó a crear el 27 de junio de 1818 un periódico que llamó Correo del Orinoco, el cual vendría a ser la contraparte de la Gaceta de Caracas, que por ese entonces estaba en manos de los realistas, bajo la dirección del médico, periodista y enconado antipatriota José Domingo Díaz.

La aspiración de dar vida a un medio de comunicación venía desde 1810, cuando trajo de Inglaterra una imprenta que se instaló en su casa de la esquina de Las Gradillas y que sirvió para imprimir el primer vocero del Congreso, llamado El Publicista Venezolano.
Tiempo antes, Francisco de Miranda ya había mostrado el camino de la necesidad de contar con un medio de difusión de ideas como parte esencial de un ejército libertador, cuando embarcó, en su primera expedición hacia Venezuela, una imprenta que sirvió para difundir proclamas en su llegada a Coro.
Bolívar hizo lo mismo cuando invadió desde el puerto de Los Cayos, en Haití. Algunos historiadores, como Humberto Cuenca, afirman que en esa oportunidad logró embarcar dos de estas máquinas, las cuales se perdieron en las confrontaciones con los españoles.
Al estar en territorio liberado, Simón Bolívar le escribió a Fernando Peñalver, quien se encontraba en Trinidad: Mándeme usted de un modo u otro una imprenta que es tan útil como los pertrechos.
En octubre de 1817, la imprenta ya estaba en Angostura y el 27 de junio de 1818 salía a la calle el Correo del Orinoco, impreso en una máquina movida a brazo y con cuatro páginas de papel de hilo, algunos de cuyos ejemplares se han conservado para la posteridad. “Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”, era su lema.
Esta imprenta fue negociada por Bolívar a José María Istúriz a cambio de 25 mulas valoradas en 25 pesos cada una y, a fines de octubre de 1817, fue traída a la capital en la goleta nacional María, capitaneada por Juan Yánez y desembarcada en Angostura.

Guerra de medios
Napoleón Bonaparte decía que cuatro periódicos hostiles hacían más daño que 100 mil hombres en un campo de batalla por lo que, desde aquellos tiempos se valoraba el peso de la opinión pública en el buen desempeño de las confrontaciones bélicas. Bolívar supo esto desde un principio, porque así se demostró en los albores de la lucha, luego de los hechos del 19 de abril de 1810.
En el periódico El Patriota Venezolano, aparecido en la vorágine de esos primeros días de independencia, se publicó un escrito sobre una intervención en la Sociedad Patriótica en la cual se exponían los avances, gracias a la información difundida por aquellos días, tanto de la llegada de Europa como la generada por los criollos. Bolívar, luego de la caída de la Primera República, entendió perfectamente que ganando la opinión pública podía obtener los beneficios buscados.
Por ello, elaboró el Manifiesto de Cartagena, con el cual se gana el favor del Congreso de Nueva Granada y de los patriotas granadinos, quienes le permiten obtener las condiciones que le facilitan el invadir a Venezuela con la Campaña Admirable.
Los hechos sucedidos en los años siguientes y la necesidad de radicarse en el extranjero, le llevan de nuevo a los medios de comunicación con la Carta de Jamaica y, luego, a través del Correo del Orinoco.
Lo afirma por aquel entonces José Domingo Díaz: “La imprenta es la primera arma de Simón Bolívar, de ella ha salido el incendio que devora a América, y por ella se ha comunicado con el extranjero”.
El recién fallecido expresidente Ramón J. Velásquez llegó a afirmar en un trabajo sobre el Bolívar periodista que: Sus juicios eran terribles. La forma para definir a una personalidad en bien o en mal, para destruir a alguien, (o) para consagrar al otro eran certeros.

El Correo del Orinoco
En el primer número del Correo del Orinoco, Bolívar escribió: “Se pelea contra el monopolio y contra el despotismo, por la libertad del comercio universal y por los derechos del mundo”.
La idea era hacer conocer la existencia de una República en nacimiento y para ello se distribuía el periódico por todas las islas del Caribe y se buscaban las maneras para que el mismo llegara a varias ciudades europeas.
De igual forma, servía el Correo del Orinoco para dar a conocer informaciones provenientes de periódicos de las mismas latitudes, conformando con ello una opinión favorable para el reconocimiento de la Independencia por parte de las naciones foráneas y para lograr el apoyo de los nacionales a la causa patriótica venezolana.

Volvió con Chávez
La circulación nuevamente del Correo del Orinoco fue una idea del comandante Hugo Chávez Frías. El 27 de junio de 2008, el líder de la Revolución Bolivariana habló de la creación de este nuevo medio de comunicación impreso, orientado a suministrar una información veraz, en contraposición de lo que él denominó la canalla mediática.
Poco más de un año después, el 30 de agosto de 2009, salió el primer número, dirigido por Vanessa Davies, quien lo calificó como un diario progresista, comprometido con la Patria y con la Revolución venezolana y latinoamericana, cuyo objetivo central es la defensa del pueblo y una visión realista de los procesos de cambio que vive el país.
Sobre este particular, Chávez dijo: “El Correo del Orinoco es un cohete libertario, y así fue como lo creó el Libertador Simón Bolívar, aquel año de 1818 (…) Este pertrecho de la artillería del pensamiento, en la guerra por alcanzar nuestra definitiva independencia, está llamado a ocupar el sitial de los disparos gruesos y de ablandamiento del terreno enemigo, caracterizado por su terrorismo mediático”.

Día del Periodista
En 1964, el periodista venezolano Guillermo García Ponce, estando privado de libertad en la Cárcel Modelo de Caracas, escribió una carta a sus colegas reunidos en la convención anual de la Asociación Venezolana de Periodistas, en la cual proponía cambiar la fecha en la que se celebraba el Día Nacional del Periodista, que en aquel entonces era el 24 de octubre, por ser ese el día de la fundación de la Gaceta de Caracas.
García Ponce propuso que la celebración de los periodistas fuera el 27 de junio, a propósito de la primera aparición del Correo del Orinoco.
La sugerencia fue aceptada por unanimidad y, desde ese año, los periodistas celebran esa fecha, quedando establecido en la Ley de Colegiación, de 1994, como Día del Periodista. En la ratificación realizada por el Tribunal Supremo de Justicia también se contempló este día como el de los comunicadores sociales de toda Venezuela.
¡Felicidades!

Ciudad CCS