FOTO: Yoset Montes
FOTO: Yoset Montes

Palacio de Miraflores, Caracas. El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, anunció una serie de medidas para defender y garantizar la Gran Misión Vivienda Venezuela.

“Quiero anunciar que estoy autorizando que se haga un incremento del beneficio de los créditos para la adquisición de viviendas principal que estaban entre tres y quince salarios mínimos para ubicarlos ahora en un tope de veinte salarios mininos. Vamos a seguir protegiéndolos con más fuerza, esta es una protección a la base de protección del 0800 Mi hogar, para la clase media. Aprobado, ejecútese, la Asamblea nacional no pasará.”

Igualmente firmó un decreto para que se active de manera inmediata el Registro Inmobiliario de la Gran Misión Vivienda Venezuela y explicó que “con este registro se va a proteger la propiedad, la familia y la vivienda de nuestro pueblo. Vamos a establecer de manera clara los protocolos, y el proceso de los inmuebles que construye la Gran Misión Vivienda Venezuela”.

El jefe de Estado destacó que hasta el año 2015 se ha invertido un total de 418 mil 428 millones de bolívares que surgieron de diversas vías: la cartera privada la inversión pública, de los ingresos de los tributos y de otras fuentes financieras para sustentar este tremendo esfuerzo de inversión social. “Todo esta inversión equivale a 66 mil 417 millones de dólares, no es concha de ajo, ahora debemos garantizar que toda esta inversión se mantenga en eta nueva dinámica”.

Otro de los anunció que el presidente Maduro informó fue la adscripción del Fondo Simón Bolívar al Órgano Superior de Vivienda. “Con ello el Fondo pasará a manejarse de manera directa y con mayor eficiencia para impulsar las grande metas de la Gran Misión Vivienda Venezuela”.

Resaltó que en Venezuela están dos modelos, “el que defiende al pueblo y todos sus logros sociales y el de la derecha que quiere capitalizar todo para entregárselo a sus amos. Quieren matar a la Gran Misión Vivienda Venezuela. Si esta ley inconstitucional llegara aprobarse, mataría a la Gran Misión Vivienda, y privatizaría cada vivienda que ya está en manos del pueblo. Hay que decirlo: no a la estafa, no a la mercantilización, un no gigante a esa gran mentira”.

Por Marvyn Bolívar