Palacio de Miraflores, Caracas.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó este miércoles la capacidad productiva del país, la cual «debe ser articulada cada día con  más fuerza».

Así lo dijo durante la alocución que dirigió al país para ofrecer un balance sobre el mes de trabajo del Consejo Nacional de Economía Productiva, y anunciar estrategias y medidas necesarias para afrontar la realidad actual.

Pidió a los trabajadores de la administración pública dar lo mejor de sí para elevar la conexión entre las instituciones gubernamentales y las necesidades del pueblo.

Prensa Presidencial
Prensa Presidencial

«Sacudan esos Ministerios, y los que van a nacer deben convertirse en Ministerios de cara al país. Rompamos con el método de República aérea, de lejanía con el pueblo. ¡No! Oye, chequea que cada problema sea resuelto», instruyó el mandatario desde el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores.

Allí le acompañaban integrantes de su equipo de gobierno, y quiso que el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz —a quien le reconoció el esfuerzo por el trabajo de coordinación realizado al frente del Consejo Nacional de Economía Productiva—, expresara sus impresiones sobre las experiencias, destacando la amplia receptividad de todos los sectores.

«Nosotros nos sentimos sorprendidos con la receptividad en todos los niveles, desde el pequeño productor hasta los grandes empresarios, los comuneros, todos, con el Consejo Nacional de Economía. La gente ha respondido a su llamado y hay mucho entusiasmo, y pienso que usted mismo al asistir a muchos de los encuentros a oír a los productores fortalece el entusiasmo», dijo.

Prensa Presidencial
Prensa Presidencial

Comentó que las mesas de trabajo han permitido «detectar los nudos críticos, los cuellos de botella, además de la gran dificultad de no tener dólares y los que tengamos debemos administrarlo bien, saber dónde lo vamos a direccionar (…) evaluar con rigurosidad la política de sustitución de importaciones».

Recordó además cada vez que el Comandante Chávez evaluaba la arquitectura financiera internacional, destacando la dictadura que representaba el dólar americano: «Chávez nos habló del Sucre, del Fondo de Reserva Latinoamericano y Caribeño, lo tuvo claro: el peor enemigo era el sometimiento a la dictadura del dólar, y parte de lo que hoy vivimos es por esa tiranía. Hay que controlar la moneda para controlar al mundo, estamos en el camino para liberarnos de eso».

Pidió además, el vicepresidente Istúriz, confianza en la creación de «un modelo propio, porque no es solo derrumbar el modelo rentista petrolero, tenemos que crear uno que nos permita preservar los logros de esta Revolución».

Fue preciso que además recordara que este pueblo no es el mismo de la década de los 90´ con un alto índice de analfabetismo, o difícil acceso al sistema público de salud o al educativo.

Marynés Ladera