CONSTRUCCIÓN

El motor construcción, que integra la Agenda Económica Bolivariana, fue activado este jueves con el propósito de impulsar la edificación de obras públicas y viviendas, aún ante la baja de los precios del petróleo y la guerra económica que promueve la derecha para desestabilizar el país, expresó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.

“¿Cuál es el motivo del motor construcción? Industrializar y desarrollar las capacidades nacionales venezolanas para construir nuestras viviendas y construir todas las obras públicas que necesita el país. El Motor Construcción está prendido, andando en plena caída de los precios petroleros y en plena guerra económica”, indicó Maduro.

“Las inversiones se han hecho, ahí están los dólares de la República invertidos en educación,salud, obras públicas y en la industrialización del poder constructor de la patria”, agregó en transmisión de Venezolana de Televisión, desde el Palacio de Miraflores.

Maduro refirió que el Gobierno Nacional no ha detenido la inversión en el país y muestra de ello es la entrega de hogares para el pueblo a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV). Este jueves, por ejemplo, fueron entregados 123 techos dignos en Aragua y 58 en Cojedes.

En Aragua —estado ubicado en la región central del país— la entrega se realizó en el nuevo urbanismo La Cascada, en el municipio Santiago Mariño. Las unidades bifamiliares poseen tres habitaciones, dos baños, áreas verdes y cuentan con todos los servicios básicos, para ofrecer calidad de vida a los profesionales de la educación.

Entretanto, en Cojedes, 58 familias recibieron las llaves de sus hogares, ubicados en el desarrollo habitacional Villa de la Paz, en el municipio Tinaquillo. Cada uno de los hogares cuenta con 72 metros cuadrados distribuidos en tres habitaciones, baño, sala, cocina y comedor y forman parte de las más de 138 mil viviendas edificadas en todo el país mediante la autoconstrucción del pueblo.

Asimismo, dentro del urbanismo se impulsa el motor de agricultura urbana mediante la siembra de hortalizas y frutales en 11 patios productivos, que se suman a las 300 hectáreas de 134 comunas urbanas, repartidas en ocho diferentes ciudades del país.

Bs. 126.000 millones para Obras Públicas

El mandatario nacional también aprobó 126.000 millones de bolívares con la finalidad impulsar el desarrollo del Plan Nacional de Obras Públicas del año 2016.

“Esto implica inversiones en todos los estados del país, rehabilitación de vías, mantenimiento preventivo y correctivo de servicios viales, fiestas del asfalto, alumbrado público, el desarrollo de infraestructura aeroportuaria y portuaria”, señaló Maduro.

El Jefe de Estado llamó a todos los sectores a contribuir con fortalecimiento de este motor para “garantizar el desarrollo de la Gran Misión Vivienda Venezuela, el desarrollo de las obras públicas públicas, y garantizar la independencia en todo lo que tiene que ver con la industrialización” de la capacidad constructiva nacional.

A su vez, firmó un decreto a través del cual el Gobierno nacional podrá regular la disposición, procesamiento y comercialización de la chatarra para ponerla al servicio de los planes de desarrollo económico de la nación y, en especial, la que se destina a los proyectos de construcción de infraestructura.

EL Presidente también firmó un decreto para garantizar que 20% de la cartera hipotecaria del país se destine al desarrollo del Plan 0800-MIHOGAR, creado en 2012 por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, para apoyar a la clase media en la adquisición de sus casas.

De este modo, las instituciones del sector bancario podrán ofrecer créditos a familias cuyos ingresos mensuales estén comprendidos entre tres y 20 salarios mínimos, que equivalen a un monto 34.733 bolívares y 231.556 bolívares, respectivamente.

Planta cementera para multiplicar producción

Durante la jornada, el presidente Maduro celebró la activación de la segunda línea de la Planta Cementera San Sebastián, ubicada al sur del estado Aragua, que permitirá  un incremento de 14% en la producción nacional de cemento, pasando de 6,5 millones de toneladas a 7,5 millones de toneladas.

“Esta ampliación se hizo en el marco del convenio China-Venezuela, para lo que se invirtieron 168 millones de dólares”, detalló el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, quien indicó que buena parte de la producción se destinará a la GMVV,

Anteriormente, la Cementera San Sebastián producía 1,1 millones de toneladas de cemento y ahora proveerá dos toneladas.

Por su parte, el gobernador de Aragua Tareck El Aissami, destacó que la industria cementera contribuirá con el proceso de transformación que impulsa el Gobierno Bolivariano, centrado en la sustitución de importaciones por producción nacional.

Máximo repudio a ley de privatización

El Jefe de Estado reiteró su llamado a las familias que habitan el más de millón de hogares de la GMVV a movilizarse en rechazo a la ley, impulsada por la derecha en el Parlamento, que busca privatizar el derecho a un techo digno.

“Pretenden, con una ley inconstitucional, privatizar el derecho a la vivienda. Llamo a todos los hombres y mujeres que han recibido una vivienda, a luchar, a luchar en un gran movimiento para la defensa del derecho a la vivienda”, exhortó el jefe de Estado.

Sostuvo que esa ley es evidencia de una amenaza real y que forma parte de los planes de sectores de la derecha para tratar de derrocar al Gobierno Bolivariano.

“Me quieren sacar de aquí para ir por ustedes. De aquí no me saca nadie, como a ustedes no los sacan de sus viviendas”, ratificó el Presidente en transmisión de Venezolana de Televisión.

La supuesta Ley de Otorgamiento de Títulos, que promueve Primero Justicia (PJ) ante la Asamblea Nacional (AN) tiene claras pretensiones mercantilistas y busca desvirtuar el espíritu social y reivindicativo de esta Gran Misión, creada en 2011 por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, y que hasta la fecha ha entregado más de 1 millón de hogares en todo el país. La meta para 2016 es entregar otras 500.000 y alcanzar los tres millones al termino de 2019.

Asimismo, durante su alocución, el jefe de Estado exhortó al pueblo venezolano a sumarse al desarrollo de una nueva visión de la vida comunal, que promueva la actividad productiva en el país y un modelo económico que permita superar el rentismo petrolero heredado de los gobiernos de la IV República.

Para ello, instó a “construir una visión de la vida comunal, productiva, solidaria, en paz”, con visión de trabajo para consolidar el futuro de las nuevas generaciones.

“Nosotros queremos una sociedad de hombres y mujeres productivos, solidarios, que sobre la base de la cultura del trabajo vayamos levantando a los jóvenes de la nueva generación”, expresó Maduro.

AVN