Palacio de Miraflores, Caracas.-  El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió este martes a su militancia no caer en el terreno de la diatriba política, y sobre todo caer en la agenda de desestabilización psicológica que marca la derecha y en cambio concentrarse en los planes estratégicos de desarrollo establecidos en la Agenda Económica Bolivariana.

Este llamado lo hizo desde el Palacio de Miraflores, donde recibió la gran movilización de mujeres a propósito de conmemorarse su Día Internacional.

“No salen de Maduro porque Maduro no es Maduro porque es el pueblo que quiere ser poder, gobierno, es Revolución, es un pueblo. ¿Qué parte de esto no han entendido en la derecha? No era Chávez, era un pueblo, no es Maduro, es un pueblo es el hombre, la mujer, la obrera, el obrero, el profesional”.

Este tajante comentario lo hizo al referirse a la llamada hoja de ruta que presentara más temprano la coalición opositora, exponiendo los posibles mecanismos que pudieran utilizar para su obsesionada postura de sacar de la Presidencia de la República, a quien por mayoría del voto popular fue escogido en el 2013, para ser presidente hasta el 2019.

“Esto es un problema personal, de un nombre, o de un hombre; eso sí a cada quien que le toque, que se plante. Yo estoy aquí bien plantado, y esta casa de Miraflores está abierta y ustedes pueden entrar porque aquí hay un presidente del Pueblo”, aseguró.

Fue enfático en señalar: “Ellos con sus locuras, sus obsesiones, eso sí, si se pasan de la raya, encontrarán a un pueblo unido con su Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la Constitución en la mano y yo al frente enfrentando cualquier intento de desestabilizar a nuestro país… a veces le prestamos mucha atención a la guerra psicológica a y a la perderá de tiempo que tienen (la derecha) en la Asamblea Nacional, siempre he dicho: con una mano los detenemos, y denunciamos y con la otra, trabajamos”.

Llamó a las mujeres a dedicarse a construir lo nuevo, a solucionar los problemas.

Marynés Ladera