Barricada-TV-1El grupo Perfil, beneficiario de esta política comunicacional, prontamente pondrá al aire sus dos nuevas señales de televisión digital: Perfil TV y Caras TV.

De esta forma, se va conformando ya un nuevo mapa de medios acorde a las políticas económicas y sociales llevadas a cabo por el actual Gobierno nacional. En materia comunicacional, recientemente, el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, decidió dar de baja de la Televisión Digital Abierta (TDA) a TeleSur para poner en su lugar a ArgenTV. Un grupo de empresarios, con Ezequiel Martínez como titular de la señal dependiente de la TDA, que promete “una nueva manera de ver televisión. Moderna, ágil, divertida. Sin bajadas de línea, ni banderas políticas; con cultura, deportes, noticias, sociales, infantiles”. Para ello convoco a prestigiosos famosos, entre los que se encuentran la vedette Sandra Villarruel, el humorista Torry, los periodistas Cacho y Alejandra Rubio, Daniel Santibáñez y el Mago sin dientes, habitué del búnker PRO.

Hasta aquí, podríamos decir que una nueva TV educativa y cultural se viene desarrollando en estos nuevos tiempos del laissez faire. Sin embargo, lo verdaderamente sorprendente no es el surgimiento de la nueva señal de la TDA, sino el atropello e hipocresía con la que el Gobierno ha criticado la gestión de medios anterior, incluso justificando la disolución por decreto de órganos legítimos de control, que hoy vulnera los derechos de los que no son amigos del poder. Que el Gobierno baje de la grilla a TeleSur y niegue espacio a señales como Urbana TV, una emisora de la Villa 31, Barricada TV, una señal que se emite desde una fabrica recuperada, o el canal Pares TV de Luján, que, habiendo concursado, aun siguen esperando por la “habilitación definitiva”, es más que un atropello. Pero, si encima otorga por decreto y a dedo dos señales de la TDA a un grupo amigo del poder, es una fiel muestra del regreso a los medios concentrados, a la crisis del pluralismo y la ausencia del Estado para la defensa de los derechos de los que menos tienen.

Un breve recorrido

Hagamos memoria: Urbana TV surge de la Ley de Servicios en Comunicación Audiovisual, que permite el acceso a señales de TV a instituciones sin fines de lucro. Así es como nace este canal comunitario de televisión, primera emergente de una villa y uno de los tres primeros canales del país en obtener por concurso la licencia para la TDA. Ellos mismos se definen como un canal que “que busca dar lugar a las expresiones culturales y sociales que surgen en un barrio donde se mezclan a diario la inmigración con la pobreza, la marginalidad y la discriminación”. Inmerso en el corazón de la Villa 31, la señal es de aire y se transmite por canal 5. El nombre Urbana TV tiene todo un significado y no es casualidad. Desde los contenidos se busca concientizar y luchar por la urbanización de la Villa 31, un anhelo que viene retrasado por disputas políticas y por el conflicto de intereses que se genera en torno a los terrenos que están muy bien valuados por el mercado inmobiliario. Recientemente, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró su nuevo estudio de TV, el que lleva el nombre de “Presidente Néstor Kirchner”, como homenaje al presidente que comenzó la gestión que terminaría ella, a través de la cual los habitantes del barrio pudieron ganar derechos que antes no tenían. Como por ejemplo poder hacer su canal de televisión y exteriorizar las problemáticas principales de la villa.

Esta señal es un claro ejemplo para poder partir de la concepción de la comunicación como un derecho humano y del reconocimiento a los derechos de las audiencias.

Por su parte, Barricada TV es responsable por la multiplexación de la señal y el traslado de Urbana TV en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). El canal digital adjudicado es el 33, reservado para la baja potencia en el plan técnico aprobado en 2014, y salió a concurso en mayo de 2015.

Este canal de televisión argentino, comunitario, alternativo y popular, transmite de manera ininterrumpida desde el cuarto piso de IMPA, la primera fábrica recuperada del país por sus trabajadores, que se organiza en forma de cooperativa y centro cultural. El canal se caracteriza como contrainformativo, ya que presenta una agenda de noticias muy distintas a las de los medios hegemónicos. Una agenda que pone su énfasis en las luchas de todo el campo popular. Además, tiene un funcionamiento horizontal y participativo y de amplia relación con las organizaciones sociales, políticas y sindicales de la sociedad civil.

Barricada TV, pese a contar con licencia, es interferida de manera total por la señal de Canal 13/Artear, que no posee título legal para emitir en TDA y cuyo permiso de prueba se encuentra vencido. La interferencia provocada por una señal mucho más potente, propiedad del Grupo Clarín, impide que las propuestas de Barricada TV y Urbana TV se encuentren con sus audiencias, afectando el derecho a la libertad de expresión de los emisores.

A su vez, Pares TV es una cooperativa de trabajo conformada por un equipo multidisciplinario de profesionales que buscan desempeñarse en el partido de Luján. Ellos entienden la comunicación como una herramienta fundamental para el desarrollo de la sociedad. Se proponen “realizar su tarea con compromiso y honestidad, considerando en todo momento sus repercusiones y consecuencias en el conjunto social”. Además, “quieren brindar a sus contenidos una producción técnica que esté a la altura del respeto que merecen sus televidentes, motivo por el cual fijan rigurosos estándares de calidad”.

Esta cooperativa de trabajo forma parte de la Red de Productoras Audiovisuales Comunitarias que representa a cuarenta organizaciones sin fines de lucro que trabajan en la producción de contenidos audiovisuales. La señal fue parte de la línea de fomento FOMECA 2014, de la que la Cooperativa de Trabajo Pares resultó ganadora a partir de la aprobación de un proyecto para la producción de contenido audiovisual. El objetivo principal fue la inversión en equipamiento técnico.

El Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA) es el mecanismo que diseñó la AFSCA para hacer efectiva la implementación del artículo 97, tomando en consideración lo establecido por el Decreto 1225/2010 de Reglamentación de la Ley 26.522. El artículo 97 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establecía que el 10% de los fondos recaudados por el organismo serian destinados a proyectos especiales de comunicación audiovisual comunitarios, de frontera y pueblos originarios.

El canal Pares TV se puede ver desde hace varios años a través del canal 3 de aire, y hace más de un año se encuentra saliendo en señal de prueba por la Televisión Digital Abierta (TDA). Pares TV es uno de los primeros cinco canales sin fines de lucro reconocidos en el país.

De esta forma, estos canales comunitarios se encuentran en pugna con el Gobierno por el reconocimiento de sus concursos y el otorgamiento definitivo de sus licencias, no sólo para operar con legalidad, sino para hacer valer sus derechos a la comunicación, derecho que no puede ser vulnerado.

Mientras se les quita a los más débiles, se beneficia a los poderosos. Así es la política neoliberal de este Gobierno. El ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones), organismo creado por el Gobierno de Mauricio Macri, que, apenas asumido su cargo, modificó aspectos claves de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, disolviendo así a la AFSCA y la AFTIC, adjudicó los canales 36.2 en alta definición y 27.2 en definición estándar a los propietarios de editorial Perfil, Jorge y Alberto Fontevecchia.

Allí operarán las señales de televisión abierta Perfil TV –informativo– y Caras TV –de espectáculos y celebrities– en la ciudad de Buenos Aires. Perfil logró finalmente un antiguo objetivo de la empresa, que durante el kirchnerismo no pudo, que es ingresar en el sector audiovisual.

Recientemente, la Justicia federal intimó al ENACOM para que explique por qué mantiene sin pantalla a los canales comunitarios que tienen licencias adjudicadas en la Televisión Digital Abierta (TDA) desde hace un año y mediante concurso público, mientras continúa otorgando licencias al sector privado y amigos del poder. Pero no sólo a la Justicia le debe explicaciones el Gobierno de Macri: nos debe explicaciones a todos los ciudadanos que creemos en el derecho a la información y en el derecho al acceso de todos los medios de comunicación. También nos debe explicaciones a aquellos ciudadanos que rechazamos los matrimonios por conveniencia, que sólo sirven para consolidar mecanismos perversos, como la alta concentración de la propiedad privada de los medios, la escasa pluralidad de voces, los discursos hegemónicos, y la ausencia total de la ciudadanía. Todo ello siempre fue un mal negocio para la democracia. Hay que exigir, reclamar y ejercer nuestros derechos.

Fuente: Contexto