Medios comunitarios y libertad de expresión: objetivos de la represión en Chile

La presidenta del Colegio de Periodistas de Chile, Javiera Olivares, en sus palabras de apertura del seminario “Posverdad y Derechos Humanos: nuevos desafíos de la prensa” consideró que la nación debe prestar atención a la altísima concentración en el sistema de medios, la vigencia de penas corporales asociadas a las faltas en el ejercicio de la profesión y la persecución a los medios comunitarios ya que desde su perspectiva son elementos que conspiran contra la libertad de expresión y son retos pendientes por superar en su transito hacia la profundización de la democracia.

En su disertación,  se refirió a los problemas que aquejan el orden mediático de la nación suramericana y denunció la vinculación grotesca que este conserva con poderosos grupos de la economía nacional, definiendo esta situación como una debilidad y un freno para el avance de la nación hacia una deocracia plena.

La profesional de la comunicación se refirió a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y recordó el capítulo especial dedicado a la concentración mediática, donde Chile es acreedora de los más altos indices en el continente en diversos flagelos que atentan contra el libre ejercicio de la comunicación.

 

La visión de la CIDH sobre la Libertad de expresión en Chile:

En este orden de ideas, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha publicado su Informe especial sobre su visita oficial a Chile, con el objeto de evaluar la situación del derecho a la libertad de expresión en el país entre el 31 de mayo y el 4 de junio de 2016 que persisten “normativas y prácticas que suponen restricciones indebidas del goce y ejercicio efectivo del derecho a la libertad de expresión y el derecho de acceso a la información en el país, muchas de las cuales pueden entenderse como herencias de las doctrinas autoritarias del pasado”.

La CIDH destaca que Chile exhibe uno de los sistemas mediáticos con mayores índices de concentración de la propiedad de medios por lo que se resulta necesario implementar las normas aprobadas sobre transición a la televisión digital, publicidad en la propiedad de los medios públicos, reconocimiento del sector comunitario y asignación de publicidad oficial de forma plena, así como dotar a los medios públicos de financiamiento adecuado y de un mandato preciso vinculado a la difusión de contenidos e información de interés público.

La publicación advierte que Chile mantiene en su ordenamiento jurídico normas que permiten restricciones al derecho de reunión y libertad de expresión incompatibles con la Convención Americana y que subsisten prácticas y uso excesivo de la fuerza en el manejo de la protesta, que han afectado de manera particular.

Con información de Prensa Latina