3 de cada 10 estudiantes universitarios se han formado en la Misión Sucre

El viceministro para Educación y Gestión Universitaria, Andrés Eloy Ruiz valoró el compromiso del Gobierno nacional con los derechos de la juventud. “La educación universitaria se volvió un acto cotidiano. En Venezuela, la educación pública se hizo gratuita y territorial a partir de la Constitución de 1999”.

Enfatizó que 3 de cada 10 estudiantes universitarios se han formado en la Misión Sucre y subrayó que Venezuela garantiza no sólo la gratuidad del sistema educativo público, sino también la pertinencia y la cobertura territorial.

En entrevista durante el programa Derechos humanos en Revolución, transmitido por radio Miraflores, Ruiz aseguró que “en Venezuela, se constata una fuerte política para promover una educación pública gratuita, pertinente, territorial y de calidad”.

Para él, las aldeas de la Misión Sucre han permitido llevar a sitios impensados la academia. Al tiempo que recordó que, “antes de la llegada de Hugo Chávez, el país enfrentaba una situación de privatización de la educación universitaria y el sistema no era cercano ni a los pueblos ni a las comunidades”.

La Misión Sucre es una política de participación, calidad y pertinencia que ha tenido el mayor reconocimiento internacional. Esta experiencia venezolana ha inspirado dos procesos de inclusión universitaria en América Latina: uno que se produjo en Brasil; y otro, en Colombia”, resaltó.

“Hoy, la Misión Sucre suma más de 700 mil personas formadas”, el equivalente casi a una tercera parte de la población estudiantil universitaria en Venezuela, según detalló el viceministro para Educación y Gestión Universitaria.

Expresó que uno de los retos que tiene el sistema universitario venezolano es “aspirar a más”. “Hoy, más que nunca, debemos profundizar el tema de los derechos humanos, fortalecer el uso de las tecnologías de información y avanzar a un modelo productivo sustentable que dé respuestas a este momento histórico”, dijo.

En este camino, el vocero del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, puso como ejemplo a la Universidad Campesina Argimiro Gabaldón, “por tener una metódica de intercambio de saberes y de verificación de los aprendizajes, sin desarraigar a ninguna de las personas del campo”.

Igualmente, se refirió a las acciones del Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019 que prevé fundar un instituto de altos estudios en derechos humanos, así como fomentar la incorporación el tema de los derechos humanos en los programas nacionales de formación y en los planes de estudios de pregrado.


Prensa Mippci con información de Prensa Consejo de DD. HH.