Comunicadores UBCh de Cojedes rechazan actos terroristas de la derecha

Los comunicadores manifestaron su apoyo irrestricto a la Constituyente

Los comunicadores de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez del municipio Tinaquillo del estado Cojedes, se pronunciaron ante la ola de actos terroristas iniciados en diferentes municipios del país por partes de sectores de la ultra derecha, que han atacado instituciones públicas y medios de comunicación, generando una barbarie que atenta contra la Paz, la democracia y la libertad de expresión.

Los comunicadores vanguardia del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), protestan enérgicamente contra todo acto terrorista y vandálico que realicen estos sectores ultraderechistas y apátridas, planes que han atentado contra la Paz de Venezuela; de la misma manera, instan al país a mantener la calma y a estar alerta ante cualquier eventualidad, indicó Rodulfo González, comunicador de la UBCh.

Por su parte, Carlos Aparicio, dijo “Nada justifica la violencia, la sinrazón y mucho menos atacar las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, además de atentar con la integridad física de los trabajadores, esto demuestra que los apátridas están mentalmente desquiciados y desesperados para cumplir con Washington, situación que no avanzará porque aquí hay un Gobierno y un presidente revolucionario, con los pantalones bien puestos y si es necesario daría la vida por todos los venezolanos”, aseguró que de la misma forma el Pueblo que acompaña día a día el proceso revolucionario en miras de fortalecer la revolución se mantendrá en pie de lucha.

“A los culpables debe caerle todo el peso de la ley, han pedido la sensibilidad, el amor al prójimo. Exigimos a la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, que no se haga de la vista gorda y tome cartas en el asunto para que exista justicia en nuestro país, todo terrorista debe pagar por sus acciones”, sentenció Cesar Febres, comunicador del Psuv municipal.

Fuente: Ciudad Cojedes