Venezuela no es y no puede ser un botín imperial

Prensa Presidencial/ Efrain González

Casa Amarilla, Caracas.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro advirtió que las tendencias extremistas que se han instalado en la Casa Blanca pretenden imponer una política de agresión contra América Latina y el Caribe, aseguró que hoy el foco es Venezuela y deben tener claro que “Venezuela no es y no puede ser un botín imperial”.

Esta reflexión la hizo desde la Casa Amarilla, sede de la Cancillería venezolana y ahora sede administrativa de la Asamblea Nacional Constituyente, donde se celebró la VI Reunión extraordinaria del Consejo Político del Alba- TCP.

“Unamos nuestros esfuerzos. Venezuela no es y no puede ser un botín imperial. No pongamos de lado ni subestimemos lo que sucede en Washington, las tendencias extremistas pretenden imponer una política de agresión, de amenazas contra América Latina y El Caribe (…)unámonos hablemos con una sola voz, con fuerza, es el tiempo de hablar con fuerza, nunca antes habíamos tenido tantas razones como hoy, una nueva ola de cambios progresistas y revolucionarios se va levantando, una nueva ola se levantó en el inicio del siglo XXI, una nueva ola se está levantando”, expresó el mandatario.

Recordó las recientes declaraciones de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, quien aseveraba que Estados Unidos pretende que Venezuela sea el nuevo Iraq.

Ante lo cual reiteró las razones que asegura son los motivos de ataque de Estados Unidos contra Venezuela: sus riquezas minerales y su riqueza moral y política.

“Quieren acabar con la Revolución Bolivariana que es el proyecto de de Bolívar, quizás sólo eso justificaría la agresión continúa, permanente, pretender imponer modelos de violencia y caos, y el intento de golpe de Estado que nos han aplicado durante años, ahí están las razones…”, dijo.

 

Marynés Ladera