81 artistas muestran sus trabajos en la II Bienal del Sur

La II Bienal del Sur se expone hasta el próximo mes de febrero, evento organizado por el Instituto de las Artes, de la Imagen y el Espacio (Iartes) y que este año convoca a 81 artistas (30 nacionales y 51 internacionales), representantes de diferentes géneros y tendencias pero con un mismo objetivo: mostrar su trabajo como una alternativa diferente al arte convencional, ese que predomina en las bienales del mundo, tan ganadas a lo comercial y no al discurso estético.

La presidenta del Iartes, Morella Jurado, asume el rol de curadora del evento junto a profesionales de la cultura venezolana: Blanca Rey, documentalista y presidenta de Amazonia Films; Clemente Martínez, artista plástico y titular del Museo de Arte Contemporáneo Armando Reverón (MAC); Orlando Monteleone, fotógrafo; y Franklin Perozo, investigador del Iartes.

Obras expuestas

Convencida del talento y la potencialidad de las obras expuestas, Jurado sostiene que lo que se expone este año en la Bienal “es algo totalmente diferente a lo que se puede ver en cualquier lugar del mundo” y no duda ni un segundo cuando manifiesta que la variedad de propuestas harán que nadie salga ileso del MAC, lugar donde se ha instalado el evento.

“Hay obras de esperanza, de canto a la vida. Hay obras orientadas hacia la paz y también hay propuestas más cruentas, más duras, más sublimes.Todo ese abanico de propuestas lo vamos a conseguir en esa estructura tan mágica que es el Museo de Arte Contemporáneo, donde aguarda la mejor colección de arte moderno de América Latina. Eso hay que decirlo y también vivirlo”, expuso la también artista plástico quien en noviembre de 2018 prevé estar de visita en Bruselas con una exposición personal.

La II Bienal del Sur comenzó el pasado 03 de diciembre con los tambores del Manuel Moreno, quien con su obra Perculuz, inspirada en la relación entre la luz y los ritmos afrovenezolanos, incorpora por primera vez al tambor en la Bienal.

La entrada para ingresar al museo y disfrutar de toda la Bienal es libre.

Prensa Digital Mippci/AVN