Efemérides | 16 de abril de 1898: Muere Joaquín Crespo en la Mata Carmelera

120 años se cumplen de la muerte de Joaquín Crespo, dos veces Presidente de la República (1884-1886 y 1892-1898), conocido entre otros apodos como el “Tigre de Santa Inés” y “El Taita”.

Con la anuencia y ayuda de Crespo, el 1° de febrero de 1897 fue elegido Presidente de la República el general Ignacio Andrade en “elecciones libres”, contra la figura del general José Manuel Hernández, alias “El Mocho”, quien no reconoció el triunfo de Andrade y se alzó en armas con el movimiento denominado “el Grito o revolución de Queipa”. “El Mocho” Hernández abandonó Caracas y se internó en los llanos de Cojedes.

El general Crespo, como protector del Gobierno, salió a someter a “El Mocho” y el 16 de abril de 1898 cayó muerto en el combate de la Mata Carmelera, por un certero disparó efectuado por un francotirador identificado como Pedro Pérez Delgado, conocido como “Maisanta”, líder de la rebelión antigomecista.

El cadáver de Crespo fue sacado soterradamente hacia Caracas, el enemigo abandonó el campo y se enteró del acontecimiento varios días después. Dos días después del suceso, ya embalsamado se le rindieron los honores póstumos dignos de su jerarquía, en Caracas.

Fue enterrado el 24 de abril de 1898, en el mausoleo que mandó a construir en el Cementerio General del Sur. En 2013, descubrieron que sus restos fueron robados por presuntos afines al oscurantismo religioso y sectas de paleros.

En el municipio Anzoátegui, a varios kilómetros de la población de Cojeditos, se encuentra el monumento que marca el sitio donde cayó sin vida el general Joaquín Crespo, la mañana del 16 de abril de 1898, durante un enfrentamiento entre las tropas gubernamentales comandadas por él y las fuerza revolucionarias del General José Manuel Hernández “El Mocho”, en ese momento bajo el liderazgo del General Luis Loreto Lima.

Con la muerte de Joaquín Crespo desaparecía el último gran “Taita” que figuró en la historia de las guerras llaneras. Se cerró un de la Historia de Venezuela, caracterizado por lo violento de la vida política nacional, termina la hegemonía del Liberalismo Amarillo y desaparecen del escenario todos los partidos venezolanos del siglo XIX, los cuales van a resurgir con fuerza, 38 años después de la muerte de Juan Vicente Gómez, el 17 de diciembre de 1935.

Joaquín Sinforiano de Jesús Crespo Torres, nació en San Francisco de Cara, estado Aragua, el 22 de agosto de 1841. Hijo de Leandro Crespo y de María Aquilina Torres. Vivió su juventud en Parapara, pueblo llanero del estado Guárico, donde aprendió a leer y a escribir.

A los 17 años se unió a la Revolución Federal de Los Llanos (1858-1863). Realizó una brillante carrera militar, ingresó en el Partido Liberal y fue ministro de marina y de guerra en el gobierno de Antonio Guzmán Blanco.

Fue miembro destacado del llamado Liberalismo Amarillo, después de la muerte de Guzman Blanco pasó a ser el caudillo de la República de Venezuela, lideró el Movimiento Reivindicador que condujo a la retoma del poder por Guzman Blanco.

Prensa Digital Mippci/Agencias