Organizaciones venezolanas solicitaron el cese de asesinatos de líderes sociales en Colombia

Organizaciones venezolanas pidieron hoy el cese de asesinatos de líderes sociales en Colombia, con más de 311 casos registrados desde 2016, tras la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Movimientos de solidaridad venezolanos se sumaron a la campaña promovida en las redes sociales por el senador colombiano y defensor de los derechos humanos Iván Cepeda, quien convocó para este viernes a un “velatón (jornada de oración) Colombia en el exterior”.

Desde el 1 de enero de 2016, hasta el pasado 30 de junio, 311 líderes sociales murieron víctimas del paramilitarismo, de acuerdo con un estudio revelado por la Defensoría del Pueblo de Colombia el pasado 4 de julio.

A través de su cuenta en Twitter, Cepeda manifestó que el gobierno del presidente electo Iván Duque “será un monumental fracaso si termina en nuevo ciclo de violencia. Si en cambio, se logra preservar el Acuerdo de Paz, llegar a un pronto acuerdo con el Ejército de Liberación Nacional, (…) habremos consolidado un cambio histórico que el país le reconocerá”.

Por su parte, representantes de redes de solidaridad venezolanas repudiaron ante la prensa la muerte de al menos 60 dirigentes sociales recientemente, por reivindicar su derecho a trabajar la tierra y tener ideas adversas al ejecutivo colombiano.

En Venezuela se estima que residen más de cinco millones 500 mil colombianos, quienes fueron desplazados por más de medio siglo de conflicto armado interno, la situación económica y persecución política.

A diferencia de las autoridades de Colombia, el comandante Hugo Chávez, con su política inclusiva, otorgó la nacionalidad venezolana al pueblo neogranadino, en aras de que gocen de los beneficios de las políticas sociales impulsadas por el Gobierno bolivariano, dijo el vocero del Movimiento de Solidaridad Venezuela-Cuba, Jimmy Gudiño.

En contraste, algunos de los venezolanos que se encuentran en el vecino país, son explotados laboralmente y hasta pernoctan en plazas públicas, subrayó el activista.

Prensa Digital MippCI/PL

Send this to a friend